Archivo del blog

domingo, 11 de diciembre de 2016

Un fármaco reduce en un 38% el riesgo de morir en pacientes con cáncer de hígado



Un estudio ha demostrado que el Regorafenib reduce el riesgo de morir por cáncer de hígado cuando se usa en segunda línea de tratamiento. El ensayo ha sido liderado por Jordi Bruix, jefe de la Unidad de Oncología Hepática del Hospital Clínic – IDIBAPS. En él han participado 573 pacientes de 21 países, distribuídos en 152 hospitales. El estudio se ha publicado en la prestigiosa revista The Lancet.


El cáncer de hígado es uno de los de más difícil tratamiento. En su mayoría (70-85% de los casos) se trata de carcinoma hepatocelular. Su causa más frecuente es la cirrosis hepática, complicación habitual en muchos pacientes con hepatitis. A nivel mundial es el sexto tipo de cáncer en número de diagnósticos, y el tercero en mortalidad. Cada año se diagnostican 780.000 casos en todo el mundo.

La única opción terapéutica en forma de quimioterapia era, hasta ahora, el Sorafenib. Se administraba en primera línea (como primera opción), sin que su eficacia fuera especialmente alta. Con este nuevo medicamento, los pacientes que no responden al Sorafenib y cuya enfermedad esté avanzada, podrán recibir Regorafenib.

El fármaco presenta numerosas ventajas. Es bien tolerado por los pacientes (sólo un 10% tuvieron que abandonar el ensayo por sus efectos adversos). Ha demostrado reducir en un 38% el riesgo de morir como consecuencia del cáncer. Se trata del primer producto de quimioterapia para cáncer de hígado que ha demostrado eficacia en los últimos 10 años.


FUENTE: http://onahepatitis.org/actualidad/